miércoles, 31 de octubre de 2018

Susurros en la escuela



Una experiencia de mediación de poesía en la Escuela Secundaria

Este año  otra vez se organizaba en el colegio  "Bla,bla, bla: Feria del Libro y la Palabra", y queríamos que hubiera más participación de los alumnos. Es por eso que les propuse a mis alumnos sumarnos con una intervención poética.

Este evento, que comenzó hace 4 años atrás, fue creciendo año a año, y conquistando la participación tanto de la comunidad del Liceo, como de los vecinos y otros espacios culturales. 

En gran parte el crecimiento se debe al gran aporte que realiza el Circuito Cultural Marcos, y  otros colectivos barriales. Este conjunto de personas, en principio desconocidas, reunidas con el objetivo común de promover la cultura en todas sus formas, ha sido fundamental por el apoyo que nos brindaron. 

El festival es un encuentro de voluntades para  fomentar la cultura y la palabra, en donde se produce una sinergia que nos enriquece como comunidad educativa y al mismo tiempo, nos impulsa a saltar las paredes de la escuela y establecer conexiones con el propio barrio y otros cercanos

Acá pueden ver un algunas imágenes de todo lo que ocurrió este último 12 de mayo ( mucho y muy variado), y toda la gente que intervino para que realmente se transformara en una fiesta de la palabra.

https://www.facebook.com/circuitoculturalmarcos/videos/679266065798285/

Pero quería contarles de nuestra primera experiencia de animarnos a susurrar para otros.

Fue una decisión de último momento, no exenta de coraje. Por un lado solo teníamos poco más de una semana para organizarnos, por otro, se los propuse al terminar una de mis clases de biología a mi grupo de alumnos de 2do año. 

Es curioso que no les haya resultado extraño esta propuesta viniendo de una profesora que no era el del área, y supongo que ocurrió porque desde que empezó el año habíamos establecido que en esta clase se leía de todo, incluyendo literatura.

Timidamente, lancé el desafío. Sabiendo que todavía no habían recorrido la poesía ese año, y que no sabían nada acerca de los susurradores. 

Su entusiasmo,fue el impulso que me faltaba, para decidirme a la clase siguiente a llevar los materiales.

Empezamos hablando de Mirta Colángelo. Compartí con ellas y ellos, este libro.

Todos los que me la mencionan suelen decir..."Ella era poesía". Se nota en esos dichos, el amor a su persona y la admiración por su obra.


Dice Cecilia Bajour,  en el prólogo del libro:

"La puesta en voz por medio del susurro, es en las palabras y en la acción propuestas por Mirta Colángelo, una invitación a reencontrarse con la oralización de la poesía, gesto que estaba en su origen y que vuelve así al aire, retorno a la respiración sonora que espera en las páginas escritas o en los nidos de la memoria."

En la escuela, donde a veces la poesía se nos olvida y el calendario nos corre, darle protagonismo, es hacer una pausa necesaria. 

Trastocar los gritos del patio, en susurros.

Mirta conoció al grupo "Les Souffeurs", los precursores de esta acción poética, por intermedio de Juan Lima. 

Lo cuenta así en su libro:

"Supe entonces que un grupo de artistas franceses en el año 2001 decidió hacer algo para desacelerar la locura del mundo. Me enteré de que salen con largos tubos de cartón, de esos que se usan en las sederías para envolver las telas, a susurrar poemas al oído de la gente. Se visten de negro, los tubos también lo son, y  a veces se atavían con sombreros y esgrimen grandes paraguas debajo de los cuales susurran a los niños en las calles."

Esta actividad, requiere muy poco. Unos poemas y un tubo de cartón. Un poco de pintura, creatividad, y quizás, bastante de pasión.

El manifiesto del grupo original nos dice mucho...

Les Souffleurs: 


Susurramos


En el silencio de las bibliotecas



El zumbido de las mediotecas



El recogimiento de las librerías 

...
El tumulto de las paradas de colectivos 

El jaleo de los embotellamientos



El barullo de la humanidad

El estrépito del universo


... Para mí significa

La espera contra la prisa

El susurro vs los gritos

La poesía vs la violencia diaria



Que fuerte esta última frase, ¡tan necesaria!

Continúa la voz de Mirta Colángelo:

"Pienso en los tubos de los susurradores y creo que ellos también propician una trémula metamorfosis: la luz de la voz regalando un poema al oído es generadora de placer y seguro, mitigadora de penas, aventadora de naufragios..."

Las posibilidades que nos abre esta actividad, no se limitan al acto de susurrar, sino que comienzan en los preparativos en días previos.


En primer lugar seleccionar poesías que nos agraden, para regalar a otros, nos impulsa a conocer más del género, a llenar el espacio del aula de poemas y versos. 






Dedicamos un rato de la clase a esto. Llevé una selección de libros de poesía y para algunos fue su primer acercamiento al género. 

Para muchos, además,  fue llegar y quedarse. 

Acá algunos libros compartidos (los que no han sido prestados)


En la  Feria que organizamos, siempre destinamos un espacio al intercambio y venta de libros.

Justamente, los de poesía,  fueron para estos chicos, los más buscados.

En principio, todo el curso (unos 24 alumnos) seleccionaron los poemas pero no todos se animaban a susurrarlos, y no todos podían estar ese sábado en la escuela. Formamos un grupo de 4, incluyéndome,  (5, en realidad porque se sumo una alumna de otro curso), y comenzamos buscando un instrumento adecuado, a la medida de cada uno.

Tenían la opción de utilizar algunos de los susurradores que les llevé, pero decidieron apropiárse de ellos, y transformarlos o hacerlos a su medida.

 E...le puso nombre a su susurrador, (Jorge)  y después de ese primer día se lo quedó.


B hizo el suyo íntegramente, tenía forma de Faro, y al terminar se lo regaló a una amiga de otro curso

S escogió uno de los que tenía y terminó de decorarlo a su antojo el mismo día de la feria.

A Bru le presté uno de los míos.



Imprimimos los poemas escogidos en pequeñas cartulinas de color, y cada uno se quedó con algunos para susurrar a la gente que iba llegando a la Feria. 

Algunos eran conocidos del colegio, pero otros no.

En el momento de arrancar, una de las primeras dudas fue,  cómo abordar a la gente. 

Sabía que algunos de ellos eran de naturaleza más tímida , así que no quería forzarlos. 

Surgió la frase..."me permitís regalarte un poema" que se le ocurrió a Bru, (pura simpatía,  nada tímida, y además la más grande del grupo, dado que ella cursa 4to año). 

Les pareció una linda frase para abrir el juego.


Para que no sintieran tanta presión, les propuse que lo intentaran con unos pocos poemas, sin embargo cuando se les acabaron, volvieron por más 


La actividad, planeada para unos pocos minutos, terminó durando casi una hora.


Entre los poemas escogidos estaban Bendición de Dragón de Gustavo Roldán, algunos de Tus ojos, el libro de Eduardo Abel Giménez, y otros de Mario Benedetti, como Viceversa


Bru me propuso susurrar sus propios poemas, asi que fueron brotando de sus labios sus poemas inéditos.

Después de decirlos, a quien se los pedía, se los anotaba en un papel para regalarlos


Otro de los chicos, decidió ese día llevar su propio libro de poemas, uno que había encontrado en su casa y que deseaba compartir.

Cada uno, cada una, iba haciéndolo a su modo.



Los receptores (como ven) fueron adultos, niños...profesores de la escuela, madres, padres.


También sus propios amigos que se mostraron bien dispuestos y hasta curiosos por la novedad.




Quizás, pensamos, esta actividad pueda continuarse. 

Podríamos soñar con un grupo de susurrantes (así nos llamó B, como unos personajes de una serie de TV ) que empuñando sus tubos de cartón interrumpiera cada tanto a puro murmullo poético, el bullicio escolar en algún evento especial a lo largo del año

Como decía Calderón de la Barca



¿Qué es la vida? Un frenesí.

¿Qué es la vida? Una ilusión,

una sombra, una ficción,

y el mayor bien es pequeño:

que toda la vida es sueño,

y los sueños, sueños son.


Al terminar la feria,  volvimos a las clases de biología, pero la lectura de poesía no nos abandonó en todo el año. Es más en las bibliotecas de libros libres que armamos en los pasillos, los libros de poesía, no se estacionaban demasiado tiempo. Pero eso...eso, es otra historia...que deberé contarles luego.


domingo, 7 de octubre de 2018

¡Gracias por el Premio Nacional y Latinoamericano, "La hormiguita Viajera", al mejor Blog de LIJ!





El lunes muy temprano, antes de salir para mi trabajo como docente de biología en la Universidad de Buenos Aires, me enteré que había sido distinguida con este prestigioso premio, al mejor Blog de LIJ (Literatura Infantil y Juvenil). 

Este premio que nació hace casi 10 años atrás, lo otorga la Biblioteca Popular Madre Teresa de Virrey del Pino, (ubicada en La Matanza, en la Provincia de Buenos Aires). Un lugar en el conurbano, donde varias "hormiguitas" trabajan por la difusión de la cultura y fundamentalmente por la difusión de la buena Literatura para Niños y Jóvenes.

"El Premio Nacional y Latinoamericano de LIJ (Literatura Infantil y Juvenil): “La Hormiguita Viajera” se puso en marcha a partir del año 2009, con el propósito de impulsar la literatura infantil y juvenil en toda la Argentina y los países de América Latina y el Caribe.Sigue su camino de hacer visible a todos aquellos que hacen de su labor la promoción, animación, creación de la LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL.- El objetivo de este premio es el reconocimiento a aquellos autores que hayan desarrollado su carrera literaria en el ámbito del libro infantil y juvenil, además, de reconocer a Editoriales, Ilustradores, y difusores de la literatura infanto – juvenil. El premio será convocado anualmente por la BIBLIOTECA POPULAR “MADRE TERESA” de Virrey del Pino, La Matanza, Pcia de Buenos Aires, Argentina."

Cuando lo leí, (varias veces, para asegurarme), no pude contener las lágrimas y me tuve que ir a encerrar a llorar con ganas. (..y por eso llegué tarde al trabajo...)

Eran lágrimas de felicidad, como las de una patinadora que gana una medalla olímpica o un nadador que gana el campeonato mundial.

Lo eran, salvando las distancias, porque sabía todo el esfuerzo y la constancia que necesité para mantener este blog, y dejarlo crecer. Desde que comenzó en 2015 (cuando ni siquiera sabía lo que era hacer un blog) fue un desafío para mí mantenerlo vivo, escribiendo en los ratos libres, cuando las obligaciones cotidianas. que se me imponen lo hacen tan escaso.  Este espacio da cuenta de un recorrido, de una decisión conciente, para vencer mis propios miedos, y seguir aprendiendo. Algo que por otro lado, intento enseñar, hay que animarse, aún cuando nos digan que no es posible, aún cuando nos digamos a nosotras mismas que NO es posible

Justamente, el día anterior, cuando ya me tenía que ir a dormir porque me levanto a las 5 AM...lo último que hice a las 23.30 fue actualizar el blog. Estaba terminando Septiembre, y quería cumplir con mi meta de 2 entradas al mes. 

No me engaño, sé que el premio quizás me quede un poco grande "de sisa", como una chaqueta prestada, sé que hay muchos blog sobre el tema, y varios mejores que el mío. Con gente que se dedica a la literatura en forma profesional, y de la que voy aprendiendo.

El año pasado este mismo premio le fue otorgado a Julieta Botto con su blog La caramelera, y el año anterior a Adolfo Córdoba con su blog Linternas y Bosques. Por lo tanto, me siento doblemente honrada.

Pero agradezco, porque desde que comencé el blog, puedo decir con honestidad que intenté dar mi mejor esfuerzo. Me propuse también una búsqueda para lograr una mirada que lo distinga,  agregarle, de algún modo,  mi toque personal.

Una de las secciones que más satisfacción me ha dado es la de Entrevistas, que llamé "Nacer a la lectura y más..." donde me gusta indagar  sobre los inicios lectores de editores, autores, ilustradores, y otros mediadores de la literatura para niños y jóvenes. Esas entrevistas recogen a veces, detalles personales, recuerdos infantiles,y muchas veces, da cuenta de las manos amorosas que nos acercan nuestras primeras lecturas. Revisando esta lista que incluye a casi 20 personas de diversos lugares del mundo, encuentro muchos poetas, porque debo reconocer que la poesía tiene un lugar especial reservado en mi corazón y en mi blog. 

Entre los entrevistados están Iris Rivera, Ana Garralón, Jorge Luján, Sergio Andricaín, Nerina Canzi, Flor Canales Bastidas, Barbi Couto, Mar Benegas y muchos más. La mayoría amigos y amigas muy queridos, que me apoyaron al comenzar este camino, y a los que tengo mucho que agradecer.

Otra es la de Leyendo (curiosamente la entrada que más visitas tiene, es la del libro de Sandra Comino, "la Noche más larga", y también el que más interacciones me dio, en general, con alumnos que intentaban completar la tarea). En esta sección intento dar cuenta de algunas de mis lecturas , que no son necesariamente de Literatura Infantil y Juvenil.

En el último tiempo, como me dí cuenta que no era posible reseñar todos los libros que voy cruzando en mi camino, decidí reunirlos por temas. Realizar, aprovechando las fechas especiales, listas con algunos libros que me dio gusto encontrar. Así surgieron "Libros para leer con papá, (o... a papá)", "Libros de ogros, brujas, fantasmas, y otros que NO asustan" y muchos más

Una de las entradas que más me divierten, y más esfuerzo me demandan, es una lista de las lecturas recorridas a lo largo del año (al menos las que recuerdo), un listado que hago en el mes de Diciembre. Me he vuelto una lectora más ordenada a partir de ello. Los libros que me encontraron en 2017, por ejemplo, es una de las entradas que más visitas tuvo

En realidad, el blog como dije al iniciarlo, tomando prestado el título del libro de Michele Pettit "Leer el mundo", busca ir leyendo el mundo que nos rodea, a partir de los signos y símbolos que leemos en la palabra escrita, en las imágenes, y en la mirada de los otros. Con la posibilidad de encontrarnos en la distancia que nos da la virtualidad, y en la cercanía que nos propone una finalidad en común:



"...tomé conciencia de hasta que punto la transmisión cultural es una presentación del mundo. El sentido de nuestros gestos, cuando les contamos historias a los niños, cuando les proponemos libros ilustrados, cuando les leemos en voz alta, tal vez es ante todo esto: te presento el mundo que otros me pasaron y del que yo me apropié, o te presento el mundo que descubrí, construí y amé. Te presento lo que nos rodea y que tu miras, asombrado, al mostrarme un pájaro, un avión, una estrella...."


dice Pettit, en su libro "Leyendo el mundo"

Por eso, fundamentalmente espero poder contribuir a la labor de los mediadores, que puedan hallar experiencias (como las de Taller de poesía en la escuela)  para continuar en sus espacios cotidianos, donde compartamos lo que otros hacen por otros, como la labor de los Casa Cuna Cuenteros o lo que hago en Picnic de Palabras Florida (ese encuentro mensual con los libros en la plaza del barrio), para multiplicarlas, y donde doy a conocer esas experiencias que me han marcado en mi formación como facilitadora del encuentro entre libros y lectores (como la visita a Espantapájaros, y mi encuentro con Yolanda Reyes). 

Y cada vez, voy agregando más y más...porque voy aprendiendo en el camino, y me voy animando.

Es un orgullo para mí compartir este premio con gente muy talentosa, con la que tendré oportunidad de encontrarme en Diciembre al ir a recoger "mi" Hormiguita Viajera ( momento en el que por fin podré conocer la Biblioteca Popular "Madre Teresa" lo cual me ilusiona muchísimo)


 La lista de gente que lo recibió este año (entre los que se cuentan varios amigas a las que tendré el gusto de abrazar) es la siguiente:


- Maestra Latinoamericana de LIJ: Perla Suez.

– Maestra Nacional de LIJ: Cristina Pizarro.

– Bibliotecaria/o: Mabby Torres (amiga muy querida y compañera de travesías por este mundo de libros y lecturas).

– Biblioteca Popular: Biblioteca Thuruchapitas (La Paz, República Plurinacional de Bolivia).

– Institución Educativa: Espacio Cultural de la Biblioteca del Congreso, directora: Olga Lavigna.

– Revista digital: Aquelarre, revista de literatura infantil y juvenil (Universidad Nacional de Rosario,  Provincia de Santa Fe).

– Narración oral: Grupo de narradoras Traficantes de Palabras (Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires); y Club de narradoras Los duendes (Rauch, Provincia de Buenos Aires).

– Ilustradora: Virginia Piñón (a la que entrevistamos para el blog)

– Editora: Cecilia Repetti, gerenta de Literatura infantil y juvenil de SM Argentina.

– Institucional: Libros Para Niños (Nicaragua), organización nicaragüense sin fines de lucro que promueve la lectura.

– Teatro: Grupo Valor Vereda, por su espectáculo Los Chiribitiles.

– Programa de radio: Una aguja en el pajar, conducido por Beatriz Ré (Casilda, provincia de Santa Fe).

– Periodismo y LIJ: Natalia Blanc, por su columna en La Nación «¿Qué vas a leer con tu hijo estas noche?».

– Literatura y Derechos Humanos: Márgara Averbach (a la que también entrevistamos en el blog), y su obra Los que volvieron (una de las reseñas que me han quedado al pendiente). 






– Libro del año: Matilde (libro que también reseñamos), de Carola Martínez Arroyo; ilustraciones de Power Paola, editado por Norma, en la serie Zona Libre.

– Educación y promoción de la LIJ: María Cristina Alonso (Bragado, Provincia de Buenos Aires).

Para terminar, quiero agradecer a los que se encargan de este trabajo de reconocer a los otros. Gracias a la comisión directiva de la Biblioteca Popular "Madre Teresa", por su labor desinteresada, y continua. El premio lleva el nombre de un personaje de Constancio C Vigil (autor uruguayo), personaje de un libro que marcó la infancia de muchos argentinos, publicado hace más de 60 años atrás. 




Curiosamente, cuando se los mencionaba a amigos de otras partes del mundo, el nombre del premio los remitía a estos insectos conocidos por ser tan trabajadores y perseverantes, que no cejan en su empeño de salir adelante. Como un verdadero mediador de LIJ.

Para mí, (y acá vuelve a resurgir mi parte biológica), en estos momentos tan difíciles que estamos pasando los argentinos, quiero rescatar un detalle del comportamiento de las hormigas. Cuando llega una inundación, se unen, se abrazan unas a otras, para salvarse juntas, para resistir el temporal y así salvar a la colonia. Porque saben, que lo que les da su fuerza no es la individualidad, sino que lo que les permitirá salvarse es mantenerse unidas, porque son insectos sociales, y lo que los permite perpetuarse y sobrevivir, es ese encuentro colectivo.

Rescato esto, porque, cuando me encuentre el 1 de Diciembre en la Biblioteca con los otros premiados, y la gente querida que irá a acompañarlos, recordaré cuando nos abracemos (todos los hacedores de cultura, maestras y maestros, narradoras y narradores, ilustradoras, escritoras, periodistas, bibliotecarios, gente que me acompaña en este sendero), que lo que estamos haciendo juntos, es tratando de salvar el hormiguero, para las generaciones futuras.